free counters

© abrazatedejesus| Design by ABRAZATEDEJESUS.ES.TL | Plantilla CSS-Desing PWG
Page
copy protected against web site content infringement by Copyscape









Dios es mi luz

Adoracion

Adoración, un don de Dios


Jack Hayford dijo una vez en la revista Leadership: "La adoración es un don de Dios para con nosotros, tiene como fin bendecirnos y beneficiarnos. Dios no la necesita, nosotros sí"


¿Vemos que la adoración es un don de Dios para nosotros? O la vemos como un proceso o una tarea en la cual debemos actuar para alcanzar la presencia de Dios? Está claro que esta última percepción no es la adecuada. En efecto las escrituras nos enseñan que Dios es siempre el Iniciador de toda adoración.

El Dador y el don

El hombre fue creado para adorar a Dios. Sin embargo en el jardín, en la caida, perdimos ese derecho. En nuestro primer acto de desobediencia rechazamos la regla de Dios para nuestra vida y fuimos apartados de su santa presencia. Pero cuando no había otra manera de encontrar a Dios, Él mismo en su misericordia se mostró a Adan. "¿Dónde estás? le preguntó. Con esta pregunta de búsqueda vemos al Poderoso en búsqueda de su creación para recibir la adoración que sólo Él se merece.

En un tiempo, Dios prescribió un sistema de sacrificios en el que se involucraba el tabernáculo, los sacerdotes, los sacrificios y el Lugar Santísimo. Todos estos elementos le recordaban a la gente que la gracia de Dios les proveía una vía para relacionarse con Él y pagar por sus pecados. Aún así los sacrificios en la tierra no eran lo capaces de satisfacer a Dios y otorgar un perdón de pecados por la eternidad.

Pero Jesúss se convirtió en nuestro eterno Sumo Sacerdote y simultaneamente en el sacrificio perfecto por nuestros pecados. La sombra del Antiguo Testamento fue reemplazada por la substancia del Nuevo. Lo temporal fue sustituido por lo eterno. Dios ha removido los sacrificios en la adoración y nos invita a ser adoradores para siempre. Una de las invitaciones más específicas en la invitación de Dios para que nos acerquemos a Él la encontramos en Hebreos 10:19-22:

"Así que, hermanos, mediante la sangre de Jesús, tenemos plena libertad para entrar en el Lugar Santísimo, por el camino nuevo y vivo que él nos ha abierto a través de la cortina, es decir, a través de su cuerpo; y tenemos además un gran sacerdote al frente de la familia de Dios. Acerquémonos, pues, a Dios con corazón sincero y con la plena seguridad que da la fe, interiormente purificados de una conciencia culpable y exteriormente lavados con agua pura".

Despues de siglos en los que Dios le advertía a la gente que no se acercasen si los sacrificios adecuados, ahora el clama por la sangre de su Hijo. "¡Ven acérquense!" Y cuando nos reunimos para exaltar a Dios y para buscar la obra de su Espíritu Santo en medio nuestro, nos acercamos por la invitación misma de Dios. Nos acercamos y nos maravillamos por su gracia, nos impresionamos por su santidad y somos deshechos por su misericordia. Venimos a contemplar su belleza y a abrazar su voluntad para nuestras vidas-

Por Jesús y sólo por Jesús, tenemos acceso libre a la presencia del Padre. Recuerda esto: La obra de Jesús es suficiente y completa tanto al inicio de nuestra adoración como al final. ¡No hay necesidad de que nos "calentemos"!

La verdadera adoración espiritual esta enfocada en Dios y es porque VIENE de Dios. Esta iniciadad y motivada divinamente y se realiza en respuesta a la revelación de Dios mismo. Esto significa que podemos ir en adoración a Dios en cualquier momento libremente con la seguridad que Él nos ve y nos escucha porque estamos en su presencia. ¡Que privilegio! ¡Que gozo! ¡Que maravilloso es Dios!

La verdadera adoración espiritual está centrada en Dios. En nuestra próxima entrega hablaremos de otro elemento crucial en la adoración que agrada a Dios como lo es la fe.

Hasta entonces y que puedas encontrar tu fuerza sólo en Dios





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

Hoy habia 2 visitantes¡Aqui En abrazatedejesus.es.tl